Oculta Suavidad


Nació de
la aspereza y con viento en contra:
Rugoso y áspero por fuera,

pero con una fortaleza que impide el doblez
cuando el viento sudeste lo amenaza
sin límites.
En soledad, le pasan los días y no reniega
de su suerte ingrata,
sigue de pie, erguido y con cierto talante
orgulloso,
como
solamente los
antiguos guerreros supieron dar
batalla.