Piedras en el Camino

Aparecen todo el tiempo, en mi camino, en el tuyo, a veces las piedras son
humanas y otras veces hasta sonríen!

La mayoría son bellas, rusticas e inmóviles.

Y lo bueno es verlas no como obstáculos,
sino como fortificadores de la (tu, mi) constancia al caminar.