Hechiceros del Verde

(dedicado a Ana)




En un verde paraje existieron dos Hechiceros en un tiempo que no existe.
Ellos tampoco existen dentro de una dimensión real.
Sus relojes sin agujas ni horas, sus ojos sin horizonte final, resplandecen al calor de un calendario antiguo.
Ellos son capaces de oscilar entre dos mundos, uno en cada mano, uno en cada pierna, uno en cada uno, uno con el otro.