A espaldas del Mar






Soledad prolija,
conveniente,
casi mentirosa,
contradictoria,
hebras a un lado
y a otro,
usual cobardía al enfrentar la marea,
y una doliente belleza desintegrada
en miles de millones de doradas
partículas de cristal.