Alas, susurro.





Un cielo al norte una vez me dijo  
si te acercas hacia adentro,
el vuelo es seguro y ves nacer  la unidad del todo. 
Desde ese día nunca guardo mis alas.