.Cotidianas.








Imprescindibles como la diminuta porción de materia
que sostiene mi ojo en tu universo.
Malabarismo de cada día,
por no caer y quebrar
desperdigada.