. Un día tu voz .



 
 

Pequeños pasos me distancian del sueño en tu alma luminosa,
cuántos serán? me pregunto.
Resulta que un día tu voz se trepó a las nubes
modelándolas al Cantar sin relojes.
Y los soles y lunas continúan esperándote,
para aprender de tu dulzura.